24 de febrero de 2014

Antonio Machado: "En estos días azules y este sol de infancia"

Cuando Manuel, hermano de Antonio Machado, llegó a Coillure a enterrar a su madre y su hermano, encontró en el bolsillo de la chaqueta de Antonio estos versos: "En estos días azules y este sol de infancia".
Coillure es un pequeño pueblo pesquero de la Costa Azul a pocos kilómetros de la frontera española que días antes Antonio y su madre habían cruzado junto con otros muchos exiliados españoles. La Guerra Civil estaba a punto de terminar y muchos republicanos huyeron por la frontera de Portbou. Aquí, el Mediterráneo es agreste, con grandes acantilados y el viento sopla fuerte en invierno. Antonio Machado ya estaba gravemente enfermo. Lo mucho que fumaba le pasó factura y las duras condiciones en que vivió durante la guerra no debieron ayudarle. Luego está el estado de ánimo: ver como su República querida caía tras tres horribles años de guerra, ver como su sueño de regeneración moría a manos de esa España cruel, "Castilla miserable, ayer dominadora, envuelta en sus andrajos desprecia cuanto ignora".
Debió de ser una tarde soleada, esa del 22 de febrero de 1939 en la que Antonio Machado murió velando la agonía de su madre, también muy enferma y muy anciana, a la sombra del Mediterráneo.

Mucho se ha escrito sobre Machado, es uno de esos grandes poetas, de los que todos se saben algún verso, esos poetas que se convierten en populares, que su voz pasa a ser la de sus conciudadanos (y este le hubiera gustado mucho), y también sus versos se han convertido en canción. Joan Manuel Serrat, en 1969, fue el primero, pero no el único (podéis ver y oír la selección de ABC). Aquí podéis ver a Serrat  a dúo con Camarón de la Isla cantando La Saeta.



En estos días que se cumple el 75 aniversario de su muerte en RTVE están dedicando varios programas a Antonio Manchado. En este documental podréis saber más sobre los lugares donde vivió, su poesía y su vida.

Para seguir leyendo a Machado podéis visitar la página de Materiales de Lengua o la Antología poética mínima de la página Abel Martín.

No hay comentarios:

Publicar un comentario